Home / ANALISIS / Los vericuetos del entorno internacional

Los vericuetos del entorno internacional

Por:  Paulino Antonio Reynoso (Toño)

¿Qué le espera al mundo después de un 2018 con turbulencias políticas y con un libre cambio, con la desregularización cada vez más creciente, con la clara y deliberada retirada del Estado de la producción y con unos mercados exigentes y al mismo tiempo muy desiguales?

Después de la desaparición del colonialismo, el desquebrajamiento de regímenes totalitarios, la abrupta aparición de naciones “soberanas”, un nacionalismo negador de la dignidad humana y el surgimiento y fortalecimiento de Estados protagócamente abanderados del armamentismo, se abren serios cuestionamientos y se vislumbran grandes desafíos para la humanidad.

Una globalización que no tiene nada que ver con la ética y el buen vivir y una búsqueda de mercados con tinte de locura con el único objetivo de sobrevivir en esta lucha desenfrenada, ha convertido el mundo en un campo de  batalla con señales preocupantes.

Como bien lo descifra el Papa Francisco en su Encíclica Laudato Si, afrontar el cambio climatico es una de las grandes responsabilidades de los líderes del mundo. Sin embargo, algunos países con un gran liderazgo en todos los continentes y en las Naciones Unidas eso no lo están entendiendo así. Es el caso de los Estados Unidos, el cual después de haber firmado el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático en Noviembre del 2016, se retiró poco después de Donald Trump ocupar la Casa Blanca. Esto podría traer serias consecuencias, pues prestar especial atención al cambio climático,  es prestar atención al ser humano, y en especial al más indefenso.

Durante todo el año 2018 más de 40 países eligieron nuevos mandatarios. Algunos de ellos muy importantes para el proceso de elaboración de la agenda internacional. Es el caso de Rusia, Brasil, Colombia, México, Italia, Venezuela, Suecia, Finlandia; así como países africanos de mucho peso en su región como Libia, Egipto y Sudán del Sur.

En el 2019, acaba de tomar posesión el ultraconservador presidente de Brasil Jair Bolsonaro, el cual tendrá que enfrentar serias dificultades politicas y económicas en el gran gigante de América Latina.

Las elecciones más cruciales que tenemos pendientes para este año 2019 son las de Bolivia y Argentina en América Latina. El Salvador, por la esperanza que despertó y por la profunda crisis social que vive, también tiene particular   importancia en el marco de la agenda internacional.

Por el reacomadamiento que vive Europa y por el viraje peligroso hacia la extrema derecha de algunos países europeos,  son importantes las elecciones que se celebrarán en Polonia, Ucrania, España y en el Parlamento Europeo.

En Africa una docena de países tendrá elecciones en el 2019. Por su posición geopolítica, agunos de esos   países tienen mucha importancia. Senegal, Sudáfrica, Nigeria y Algelia  son algunos de ellos. Senegal, con una de las democracias más estables de Africa, tendrá elecciones en el mes de Febrero. Sudáfrica, después de una historia muy traumática sufrida con el Apartheid hasta los inicios de la década de los noventa, tiene también elecciones presidenciales este año.  Por su papel paradigmático y simbólico, teniendo como modelo a un símbolo de la libertad:  Nelson Mandela, todo lo que pase en Sudáfrica es importante para la región y el mundo. Nigeria, con casi 200 millones de habitantes, con un 40% de su poblacion joven, siendo uno de los principales productores de petróleo del mundo y el mayor productor de Africa, pero a la vez con grandes conflictos a causa de la corrupción generalizada y la inseguridad ciudadana y por la inquietante presencia del grupo terrorista Boko Haram, merece que sea monitoriada en este año electoral.

En Asia habrá elecciones parlamentarias en la India. Por su rol en el mundo y por la posible consolidación en el poder del partido gobernante y de su actual  Primer Ministro, estas elecciones revisten particular importancia.

Australia, que tiene un sistema obligatorio de votación, en cualquier momento puede ser llamada a elecciones generales, pero no se sabe con certeza cuándo podría eso ocurrir.

Aunque Australia ha tenido varias crisis políticas internas, fruto de las pugnas de los principales partidos politicos,  tiene una economía muy estable, pues tiene una inflación controlada, una deuda pública muy reducida, ocupa el sexto puesto a nivel mundial en Producto Interno Bruto y tiene un envidiable 5,5% de desempleo.

Tómese en cuenta que Australia es uno de los países más extensos del mundo, el más extenso de Oceanía y tiene como  jefa de Estado a la Reyna Isabel II.

Aunque algunos  economistas y organismos internacionales proyectan que para  el 2019 el crecimiento económico se reducirá en un 2.9% y los riesgos para las expectativas se inclinan hacia  la baja, se prevé que  el negocio de las tecnologías aumentará y que estas seguirán siendo usadas en todas las  áreas del saber y en todos los procedimientos que el ser humano implementa.

Pero a la vez, se visualiza como un gran problema mundial el uso y negocio de las drogas prohibidas. En este momento no se ve una acción seria para enfrentar con determinación y seriedad las causas y los efectos de este mortífero negocio. Sigo reiterando lo que he dicho en otro momento: Estoy de acuerdo con que se despenalicen todas las drogas en el mundo. Las razones las he expuesto en otras ocasiones.

Este año será muy importante para muchas Iglesias en el mundo. Crece la demanda para que los líderes y los seguidores de las denominaciones religiosas ejerzan mayor presión en los gobiernos y en las instituciones responsables de aplicar políticas a favor de los más desposeídos. Pero además, y esto muy especial para la Iglesia Católica, se le está pidiendo ponerle freno a los abusos sexuales protagonizados por parte de algunos de sus principales líderes.

Finalmente, el 2019 se visualiza como un año con muchas tensiones politico-comerciales a causa de la lucha frenética que protagonizan grandes figuras de los Estados con mayor influjo en la agenda internacional.

El autor es escritor y ex-candidato presidencial dominicano.

Acerca de Paulino Antonio Reynoso

También ver

Los duartianos no pueden ser anti-haitianos

Por Euri Cabral En los últimos días el sentimiento nacionalista irracional y anti-inmigrante ha estado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: