Home / ANALISIS / ENTRE USTED Y YO/ Retazos de historia en las Memorias de Carmenchu Brusiloff (1 de 2)

ENTRE USTED Y YO/ Retazos de historia en las Memorias de Carmenchu Brusiloff (1 de 2)


Por Alexis Almonte

Inspirada en la contribución solidaria con los Muchachos de Don Bosco, Carmenchu Brusiloff  ha plasmado sus muy interesantes memorias bajo el título: “Retazos de una Vida”.

Hay en dichas vivencias una íntima relación entre ella e importantes
acontecimientos acaecidos desde antes de su nacimiento y que marcaron a sus dos patrias: la nativa (España) y  la de adopción (República Dominicana).

El magnicidio del líder monárquico, José Calvo Sotelo, conspicua figura de la derecha  española, destrabaría la espoleta para que estallara el desastre: un levantamiento militar y el involucramiento del general Francisco Franco en el conflicto escenificado por nacionalistas monárquicos y los republicanos marcaban el inicio de la cruenta guerra que desangraría a España.

Así se estampaba el antes y el después de la historia contemporánea española. La guerra civil dividió el país y abrió la compuerta de una vorágine sangrienta incubada por el antagonismo político de entonces.

La familia en embrión de los recién casados Constantino Brusiloff y María de Ugarte, sus padres, no podía escapar a las angustiosas tensiones que ensombrecían la nación.

La autora expone de manera descarnada, en “Retazos de una Vida”, la cuota de sufrimientos de una familia con posiciones políticas
encontradas, algo propio de la España de entonces, pero cuya adhesión a bandos contrarios no menguó su unidad sentimental y empática.

Sus padres se inclinaban por la república. Constantino Brusiloff es de nacionalidad rusa y su país apoya y sustenta abiertamente el bando republicano, pero su abuelo materno, el coronel Jerónimo de Ugarte Roure y su tío-abuelo, el general Mariano de Ugarte Roure, están en la acera opuesta: son nacionalistas y por tanto monárquicos.

Al otro año del estallido, el 16 de mayo de 1937,  nacía Carmenchu
Brusiloff, bajo el estruendo de los bombardeos y en el escenario más cruento de aquella contienda entre hermanos.

La historia recoge aquellos resultados infames que se resumen en el
padecimiento de los vencidos. Una diáspora de supervivientes
peregrinando por el mundo.

Tras ingentes esfuerzos, buscando nuevos destinos, llega Maruxha con su pequeña de apenas cinco años a la República Dominicana, un desconocido país del Caribe lejano. En el muelle de Santo Domingo las espera Constantino, que ya había llegado en avanzada. Su reto es empezar de nuevo. “sacar de abajo”  y  echar hacia adelante.

El devenir dominicano es otro capítulo apasionante de sus vivencias.

La visionaria determinación del dictador Rafael L. Trujillo de refugiar en el país a cientos de exiliados españoles, en su mayoría brillantes profesionales, intelectuales y artistas  que harían enormes aportes a la cultura e instrucción de los dominicanos, permitiría a los Brusiloff Ugarte arribar a la entonces remota aldea, a la sazón calabozo de su dictadura.

Testigo y en ocasiones protagonista de los acontecimientos acaecidos desde entonces, Brusiloff presenta en su obra con airosa precisión y encanto muchos de los acontecimientos más importantes de la época.

Pinta al desnudo la vida de los dominicanos en los días tenebrosos del trujillato, tanto en su etapa de esplendor como de decadencia. Narra, también, Carmenchu su propia experiencia del miedo que entonces reinaba durante aquel tenebroso estado policial y de la lucha solapada contra el régimen y otras incidencias.

Siento cesar el tema en este punto, porque el espacio de que dispone el formato de esta columna solo me permite llegar hasta aquí. Seguiré exponiéndoles sobre el tema en mi próxima entrega.

 

Acerca de Alexis Almonte

También ver

VISIÓN GLOBAL/ La preocupación de Valdez Albizu

Por Nelson Encarnación Una de las dicotomías que se plantean en la economía radica en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *