Home / ANALISIS / Acerca de la obra Juan Bosch: maestro de la narrativa latinoamericana

Acerca de la obra Juan Bosch: maestro de la narrativa latinoamericana

Sobre el escritor Juan Bosch

No existen dudas de que Juan Bosch es un maestro del género narrativo. Su obra cuentística es humanamente profunda. Toca al ser humano lleno de virtudes como al paria deleznable, el conglomerado social y sus imperfecciones, la supervivencia y  la muerte misma. Pero sobre todo el diario encuentro del campesino dominicano con las garras de la pobreza, los tentáculos del terrateniente que lo aniquila, la naturaleza que lo asfixia y la civilización o ciudad que lo despersonaliza, animalizándolo, convirtiéndolo en una cosa rara, nada más que en objeto de explotación, nada más que en carne de cañón, materia de revoluciones agiotistas infructuosas, trampas perennes de frustración, desesperanza y miseria.

Bosch es el primero y quizá el único narrador en darnos una imagen, no una descripción, del paisaje dominicano, del boliviano, del venezolano, de la geografía del hombre y sus ásperas luchas. A tal efecto, desde los primeros años de la década de 1930 nuestro país se convirtió en una realidad literaria que Bosch nos ofrece en su vasta producción narrativa.  A partir de entonces sus cuentos y novelas se han convertido en historias reales, en un espejo retro visor que permite ver nuestro pasado de luchas intestinas sin la necesidad de voltear la vista como cuando, para no extraviar el rumbo, contemplamos sólo lo que está delante de nosotros.

Bosch pertenece a una estirpe de pocos escritores que pintan la cruda y violenta realidad ascendentemente en sus narraciones.  Pero él va más allá. Su lenguaje llano y genial imaginación combinados con el tiempo presencial que le tocó vivir, sobrepasan los temas contenidos en cada cuento.  Es un dato fiel a la historia campesina de cualquier sitio donde impere la soledad y el abandono de los seres que lo habiten. Tales características son la riqueza mayor de toda su obra.  Es considerado el escritor más encumbrado de la literatura dominicana.  El ubica la mayoría de sus cuentos en el campo dominicano, especialmente en la región cibaeña.  Sus personajes son regularmente campesinos explotados y poderosos terratenientes que adquieren dimensión mundial porque pone sobre ellos valores presentes en todas las culturas.

Dentro del universo narrativo boschiano se entrelazan la pobreza, la avaricia, la miseria, la sed inagotable de poder, la injusticia, las revoluciones insensatas, la soledad del campesino, la esperanza y  la desesperanza, la incomunicación, los desposeídos cosificados, los terratenientes y sus posesiones que recuerdan el feudalismo. Según muchos de los críticos antologados en el libro Juan Bosch: Maestro de la Narrativa Latinoamericana (Selección de textos críticos), Bosch no denuncia, sino que interpreta de manera poética la miseria, la crueldad, el estado de abandono,  el ninguneo,  la injusticia,  la ignorancia,  la infamia del campesino criollo a través de sus protagonistas. Y en medio de esa tragedia humana le surge una preocupación sincera por el destino de todos los dominicanos,  sentimiento que le perseguirá hasta la hora postrera de la muerte.

Con Bosch se cierra casi en su totalidad el acto de contar historias rurales y se abre un nuevo período en el arte de narrar cuentos.  Él no sólo retrata a sus personajes, sino que también los vuelve parte inseparable del paisaje y del entorno donde viven. El estado de ánimo, las sensaciones y emociones siempre las describe en proporción directa con el mundo de los personajes que se está describiendo. Con todo lo que compone su discurso narrativo hay que entender a Bosch como un pionero del criollismo en la literatura latinoamericana. Es decir, alguien que tiene un interés profundo en los seres humanos dentro de la región o país donde viven. Sus cuentos revelan una gran compasión por ellos. No está interesado en juzgarlos sino en comprenderlos, en llevar sus vicisitudes a todos los rincones donde haya una sociedad más justa.  Escribe además de manera profunda, de forma poética sobre las relaciones e interrelaciones, dependencia e interdependencia entre los campesinos y los amos de la tierra, los desposeídos y los caciques poderosos. El resultado de su narrativa adquirió una dimensión crítica contra el estado caótico del mundo de entonces y tiene igual preponderancia en la sociedad actual.

 

Sobre la extraordinaria obra de Miguel Collado

 

El libro de Miguel Collado, quien es el más importante bibliógrafo dominicano, tiene 926 páginas. Consta  de tres partes esenciales:

  1. Estudios sobre la narrativa de Juan Bosch de la autoría de 28 críticos dominicanos, incluyendo al mismo Miguel, quien nos ofrece un valioso ensayo sobre los aportes del insigne narrador a la literatura infantil dominicana;
  2. Estudios sobre la narrativa de Bosch de 20 intelectuales y académicos extranjeros de 14 países que confiaron en Miguel y colaboraron con él. De Estados Unidos, España, Bélgica, Alemania, Italia, Rumania, Argentina, Colombia, Bolivia, Chile, Ecuador, Cuba y Puerto Rico.

 

  1. La tercera parte es una selección de los diez mejores cuentos de Juan Bosch, fruto de una encuesta de opinión que a nivel nacional e internacional realizó Miguel Collado. Es una antología recomendable para el lector más exigente.

 

  1. La obra también contiene como apéndice los Apuntes sobre el arte de escribir cuentos publicados por Bosch en 1958

 

  1. Pero para que ustedes tengan una idea de la rigurosidad con que Miguel ha editado esta extraordinaria obra sobre la narrativa boschiana, al final aparece una extensa sección de biografías de los críticos que colaboraron con él. Además, una amplia bibliografía de los textos consultados y de un valiosísimo índice onomástico que facilita la consulta a profesores, investigadores y estudiantes.

 

En conclusión, debemos decir, citando las palabras del destacado crítico dominicano José Alcántara Almánzar, que este libro de Miguel Collado  “marcará un antes y un después en el vasto conjunto de las obras acerca de Juan Bosch”. También estamos de acuerdo con dicho crítico cuando, al referirse en el acto de presentación de esta voluminosa obra en la ciudad de Santo Domingo,  afirma “que es, sin lugar a dudas, la obra más importante publicado durante el año del centenario del natalicio de Juan Bosch y quedará inscrita en los anales de las letras dominicanas como un homenaje excepcional a Juan Bosch”.

 

Acerca de José Segura

También ver

Los duartianos no pueden ser anti-haitianos

Por Euri Cabral En los últimos días el sentimiento nacionalista irracional y anti-inmigrante ha estado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: