Home / ANALISIS / Los centros de atención primaria en salud

Los centros de atención primaria en salud

Por Clemente Terrero

La atención primaria es una estrategia aprobada por los estados miembros de la Organización Mundial de la Salud en Alma Ata en 1978, con el fin de reducir las inequidades en la salud. Se fundamenta en una serie de acciones como la prevención, diagnóstico, curación y rehabilitación, para ser implementadas a nivel local en beneficio de la comunidad.

Como se puede ver es una estrategia de atención de carácter social y universal, del estado, no es propiedad privada ni de particulares. Se basa en la asistencia sanitaria pública, sin fines de lucro, con métodos y tecnologías prácticas, con criterios científicos, al servicio del individuo y de las familias.

A pesar de todo eso, la ley de seguridad social de la República Dominicana ha convertido la salud en una mercancía del mercado, en lugar de ser un derecho de la gente, es un bien con fines de lucro. Por eso, las administradoras de riesgos limitan la cobertura de atención a la población e imponen la explotación de los médicos para garantizar su ganancia.

Un ejemplo de eso es que, por medio de esa ley a los médicos se les paga solo 300 pesos por consulta, tarifa que no se ha modificado desde su aprobación hace casi 18 años, todo sigue igual como si en el país fuéramos una sociedad inmutable, que no han ocurrido cambios sociales ni inflación.

Por otro lado, las Administradoras de Riesgos de la Salud (ARS), tienen en su poder la disposición de otorgar los códigos a los médicos que se contrataran para trabajar en la seguridad social. Esas entidades dan los códigos a discreción y la mayoría de los médicos no tienen acceso a los mismos, porque se los niegan, sin los cuales, no pueden laborar.

Las ARS también tienen el poder de glosar los medicamentos y el acto médico, es decir desautorizar al médico tratante para usar aquellos medicamentos que con aval científico puede curar la enfermedad a su paciente, teniendo en muchas ocasiones que pagar la factura.

La ley de seguridad social establece el poder de veto, es decir que si los inversionistas (negociantes) no están de acuerdo con una medida que afecte su ganancia y sus intereses, aunque vaya a beneficiar a la población y a los médicos, la desaprueban y ahí mismo se quedó todo.

Las vacunas que por años eran administradas por los pediatras, las ARS crearon sus propios centros de vacunación, arrancándole ese derecho que los médicos pediatras del país crearon desde hace mucho tiempo.

Los negociantes de la salud van por más. Para completar el cuadro, quieren la creación de los centros de atención primaria en el régimen contributivo. Ellos están conscientes que esa pata está suelta y han intentado en varias ocasiones ponerla en la mesa de su ajedrez, pero se le ha hecho difícil por la resistencia que ha mantenido el Colegio Médico Dominicano.

Con la aprobación de ese proyecto de resolución los dueños de las ARS van a construir la cantidad de centros que necesiten para derivar a todos sus afiliados a los mismos, igual como hicieron con las vacunas que ponían los pediatras.

Los médicos independientes se quedarán sin pacientes y las clínicas se mantendrán vacías, quebrarán y desaparecerán. A partir de ese momento los médicos pasaremos a ser obreros de la salud, contratados por 30,000 pesos mensuales para atender un mínimo de 60 pacientes por día.

Por todo eso, planteamos la creación y fortalecimiento de los centros de atención primaria, de carácter público, creados y administrados por el Estado, donde se atiendan los pacientes del régimen contributivo y del subsidiado.

Por el derecho a la salud del pueblo y de trabajo de los médicos dominicanos.

*El autor es médico pediatra

Acerca de Clemente Terrero

También ver

El respeto al derecho ajeno

Por Clemente Terrero Esa frase célebre del pensador y político mexicano, Don Benito Juárez expresada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: