Home / ANALISIS / Condiciones indispensables para ser un buen gerente  

Condiciones indispensables para ser un buen gerente  

Por Clemente Terrero

Se entiende que dirigir una empresa pública o privada es un proceso complejo, que comprende distintas variables y dimensiones que demanda de una adecuada capacidad para el buen manejo de la misma.

No se debe inventar con eso de dirigir, más cuando se trata de instituciones complejas, compuesta por muchas áreas, que a su vez tienen infinidad de procesos de diferentes niveles de complejidad. No es solo haber estudiado en una universidad, eso no es suficiente y mucho menos definitivo, se necesita de algo más.

En las empresas los gerentes son los que conducen a las personas que realizan los procesos humanos. En definitiva, de lo que se trata es de gestionar un personal que realiza trabajos para obtener un producto. Para ser un buen gerente se necesita tener carisma, carácter, liderazgo, capacidad y experiencia.

El carisma es una condición esencial de la personalidad de las personas. Es parte de la imagen que proyecta un líder en el conglomerado social. Carisma es el magnetismo que le permite a un dirigente conectar con la gente, cualidades de su personalidad que provocan entusiasmo en la población. Por eso el carisma es un componente que sirve para influir en la psicología de las masas.

El carácter es un rasgo de la personalidad que tiene que ver con el yo interior, con la fortaleza espiritual. Se refleja con la firmeza en la toma de decisiones. El carácter es una cualidad de cada persona que genera respeto, mientras el carisma genera admiración.

El liderazgo es el conjunto de habilidades que posee un individuo para lograr que la gente que están bajo su mando se dispongan a trabajar de manera coordinada para alcanzar unos objetivos y metas determinadas. El liderazgo es una condición fundamental en cualquier gerente. En esencia es la capacidad de organizar a la gente de manera positiva para llevar hacia adelante un proyecto o plan estratégico.

Sin liderazgo efectivo es imposible dirigir una empresa u organización social de forma exitosa, porque liderazgo es sinónimo de influir en las personas y conducirlas para que voluntariamente puedan llevar a cabo las tareas con las que se han comprometido en pro de un proyecto determinado de gestión institucional.

La capacidad es el conjunto de conocimientos adquiridos a través de los estudios que permiten entender las causas, el desarrollo y el efecto final de los distintos fenómenos y eventos de la sociedad, de las empresas y de las instituciones. Así como también investigando el origen de los problemas que se presentan en cada momento y las implicaciones que éstas tendrán en el desarrollo de los procesos internos en cada institución.

La capacidad es producto del conocimiento correcto de la realidad concreta y del entorno que la rodea. Para adquirir la capacidad es muy importante el contacto permanente con la vida de la institución, para conocer detalladamente los problemas que se originan en su interior.

La experiencia es una forma de conocimiento aprendido por medio del contacto directo con los procesos de la realidad concreta, que emerge de la praxis laborar. Es un conocimiento de mucho valor para la exitosa conducción de las empresas.

En definitiva, si una persona no se encuentra preparada es mejor no asumir ningún puesto de gestión, para evitar lamentaciones, frustraciones y depresiones que pueden ser funestas para la salud de las personas.

El carisma, el carácter, el liderazgo, la capacidad y la experiencia son condiciones indispensables para ser un buen gerente empresarial.

 

Acerca de Clemente Terrero

También ver

La XXIII Conferencia Regional sobre Migración

Por: Luis Fernández Con la participación de los 11 países miembros: Estados Unidos, Canadá, México, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: