Home / NOTICIAS DE PORTADA / Ambientalistas europeos exigen aplicar más estricta la normativa de no financiamiento al carbón

Ambientalistas europeos exigen aplicar más estricta la normativa de no financiamiento al carbón

La reciente cancelación del préstamo de US$632.5 millones de un pool de bancos europeos a las plantas de carbón de Punta Catalina de República Dominicana, ha vuelto a llamar la atención de la opinión pública en París y en Berlín sobre el financiamiento a proyectos de carbón tras las medidas de exclusión de este fósil adoptadas por el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático en noviembre de 2015, como lo revelan las declaraciones de dos importantes dirigentes ambientalistas ofrecidas en estas dos capitales.

Aunque lo que precipitó el cese definitivo del financiamiento de Punta Catalina ha sido el escándalo de corrupción de Odebrecht que incluyó a esta obra, el hecho de que sea un proyecto a carbón ha hecho que se levanten las voces de las organizaciones ambientalistas exigiendo una aplicación más rígida de la normativa de no financiamiento a proyectos relacionados con el carbón.

La dirigente de la organización Amigos de la Tierra, Lorette Philipot declaró a la prensa francesa que “las repetidas controversias que socavaron durante años este proyecto de carbón al menos han recordado a los bancos que apoyar la expansión de esta industria ultra contaminante no puede hacerse sin perjuicios morales y financieros”.

Por su parte, Regine Richter, dirigente de la organización ambientalista alemana Urgewald, saludó desde Berlín la decisión de los bancos de cerrar el financiamiento a Punta Catalina. Calificó la decisión de buena noticia al dejar sin apoyo financiero a un proyecto que además de ser corrupto, es a carbón.

Richter explicó que “el jueves 24 de mayo, Christian Seiwing, director ejecutivo de Deutsche Bank anuncio durante la Asamblea General en Frankfurt del banco alemán que la extensión del préstamo de 632.5 millones de dólares concedido en mayo de 2015 al gobierno dominicano, había sido rechazado”.

Desde el 2015 las organizaciones Bank Track, Amigos de la Tierra de Francia, Urgewald, Re:COMMON y el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, de República Dominicana, emprendieron una campaña para que fuera retirado el financiamiento europeo a la construcción de las plantas de carbón de Punta Catalina.

En mayo del año pasado, las organizaciones solicitaron a las asambleas de accionistas de estos bancos que finalizaran este financiamiento por haber ocurrido actos de corrupción en la construcción de Punta Catalina, basándose en la confesión de Odebrecht del 21 de diciembre de 2016, en la corte de Nueva York, ante autoridades judiciales de tres países, en la que admitió que pagó sobornos para la obtención de contratos de obras en República Dominicana entre los años 2001 y 2014.

El pool de bancos constituidos por el Deutsche Bank de Alemania, Société Générale de Francia, ING de Holanda, Banco Santander de España, Unicredit de Italia y la empresa aseguradora SACE también de Italia, se comprometió antes las organizaciones demandantes a suspender los desembolsos del préstamo hasta que realizaran una investigación sobre la corrupción en Punta Catalina.

A raíz de esta experiencia, Lorette Philippot hizo un llamado a nombre de Amigos de la Tierra a los bancos europeos para que “revisen urgentemente sus políticas del sector carbón para alinearlas con los objetivos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y con las mejores prácticas internacionales”.

A pesar de que los bancos habían comunicado a las organizaciones en mayo pasado, que no seguirían financiando proyectos de carbón a partir de enero de 2017, este financiamiento ha continuado de manera indirecta al conceder préstamos a empresas relacionadas con el carbón.

La ambientalista francesa explicó que “a tres años de haberse celebrado la COP 21, la cumbre mundial del clima de París, y la adopción por parte de todos lo bancos franceses de medidas de exclusión sobre el carbón, las cifras muestran que su financiamiento para ese sector no disminuye. Société Générale es uno de los diez bancos internacionales que han aumentado su financiamiento a las empresas más activas en minas de carbón y plantas de energía con este combustible, con un aumento de 227 millones de dólares entre 2016 y 2017. Y no es un caso aislado. Tras la firma del Acuerdo de París, los tres mayores bancos franceses, BNP Paribas, Crédit Agricole y Société Génárale, aumentaron su financiamiento a empresas que desarrollan nuevas plantas de carbón”.

Ante estas evidencias, señaló la ambientalista, Amigos de la Tierra aboga para que las empresas relacionadas con proyectos de carbón no sean consideradas elegibles para el financiamiento de los bancos europeos.

A juicio de Regine Richter, como resultado directo de la experiencia de Punta Catalina, el Deutsche Bank está obligado a tomar más en serio la aplicación de su normativa sobre el carbón, la cual descarta desde principios del 2017, el financiamiento directo de proyectos de construcción de plantas que operen con este combustible.

“Sin embargo, hasta ahora el Deutsche Bank ha seguido apoyando con servicios financieros a grandes plantas de centrales eléctricas de carbón. Después de la cancelación del préstamo de Punta Catalina en la República Dominicana deberá erradicar totalmente cualquier financiamiento a las empresas vinculadas con el carbón”, demandó Richter de Urgewald.

Acerca de Reynoso

También ver

Abogados de Jesús –CHU-Vásquez recusan al Juez Ortega Polanco

Según los representantes legales, existen suficientes pruebas que justifican la nulidad del proceso en contra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: