Home / ANALISIS / La lucha me absolverá

La lucha me absolverá

Clemente Terrero

En 1953, en el contexto del asalto al Cuartel Moncada, en Cuba, Fidel Castro proclamó: LA HISTORIA ME ABSOLVERÁ. Fue la manera de hacerle saber al mundo que tenía la firme decisión de luchar hasta alcanzar la liberación de su pueblo, y lo logró.

En ese mismo sentido nosotros decimos: LA LUCHA ME ABSOLVERÁ, para dejar sentada nuestra férrea determinación de luchar toda la vida por establecer un nuevo orden social en nuestro país, donde no haya explotación y se garanticen los derechos fundamentales de la gente, sin alienación.

En esta lucha vamos a poner toda nuestra energía, todos nuestros pensamientos, capacidad física e intelectual, nuestras virtudes y propósitos por construir en la República Dominicana una sociedad donde prevalezca la libertad, y las personas puedan pensar y actuar sin ataduras.

Lucharemos por una sociedad donde no haya delincuencia, donde se pueda vivir con seguridad, en la que la corrupción sea cosa del pasado y no del diario vivir. Lucharemos por un nuevo modelo de sociedad donde haya educación, salud universal y completa para todos, donde no haya falta de alimentación para la población.

Estamos conscientes que ésta es una tarea muy dura y difícil. Dura porque la mayoría de la gente no tiene conciencia sobre estas cosas, conoce muy poco de sus derechos sociales, manteniéndose al margen de los procesos de lucha y no apoya las ideas de cambios, tan necesarias para su vida.

Difícil porque el que lucha tiene que tener claro que hay sectores opuestos al cambio, dueños del orden actual, que van a hacer todo lo posible por aniquilarlo, destruirlo, aplastarlo, aislarlo y excluirlo de todas las actividades e instituciones del país.

No importa que nos cierren mil puertas, no importa que nos pongan un millón de barreras para impedir que lleguemos, lo que nunca podrán es lograr que dejemos de luchar.

Seguiremos adelante, demostraremos que tenemos la capacidad de hacer cambios para el bienestar social y muchas veces mejor que otros que pasan sin dejar huellas. Mantendremos siempre en alto la bandera de lucha, por un mejor destino de nuestro pueblo.

Esa lucha no será por un día, un mes o un año, será una lucha de muchos años, una lucha de siempre, de toda la vida, como lo han hecho otros valiosos dirigentes que nos antecedieron.

El papel de todo dirigente revolucionario es luchar. La lucha es permanente, desde el principio hasta el final, sin detenerse y sin desmayar.

Acerca de Clemente Terrero

También ver

VISIÓN GLOBAL/China en la nueva realidad global

Por Nelson Encarnación Cuando en 1997 el presidente Leonel Fernández decidió restablecer relaciones diplomáticas con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: