Home / ANALISIS / Leonardo Faña y la conciencia nacional

Leonardo Faña y la conciencia nacional

Por:  Paulino Antonio Reynoso (Toño)*

Estoy absolutamente seguro que más del 85% de los dominicanos está convencido que el señor Ministro Administrativo de la Presidencia de la República Dominicana, José Ramón Peralta, es un violador de las leyes y la Constitución, un traficante  y un corrupto de primera línea.

Este país está dirigido por una mafia que ha tomado todas las instancias del Estado por asalto.

No hay que preocuparse por lo que decida o no cualquier juez de los tribunales de la República Dominicana.

No importa cómo se llame el juez. Ya estamos acostumbrados a que un juez condene a inocentes por el simple rumor de voces agoreras; de que metan en una cárcel a un indefenso médico por el simple hecho de defenderse de un cruel, asesino y rutinario delincuente.

En las callles tenemos a miles de delincuentes que deambulan por doquier y sin control después que un juez tomara la decisión de liberarlos. La justicia en fin, es parte sustancial del desorden y de la descomposición social que vive este país caribeño, tal como lo acaban de denunciar sus obispos católicos.

Leonardo Faña, como ser humano, como buen dominicano, como político serio que es y como responsable del sector agropecuario del PRM, ha hecho lo que tenía que hacer. Esto es, acusar a un funcionario público que todo el mundo sabe que es un corrupto, un manipulador, un “device” fundamental de ese engranaje y mezcolanza nausembunda que se llama danilismo.

Aunque no contó con el apoyo que se supone debió tener de la sociedad y de su propio partido, por la contundencia y por la veracidad de sus acusaciones, nuestro compañero Faña debe sentirse tranquilo, sereno, confiado, estimulado, convencido y totalmente seguro de que ha sido acogido en el regazo de la conciencia nacional.

Pocos politicos, pero muy pocos, se atreven a hacer lo que hizo Leonardo Faña. Somos un país lleno de políticos lambones, tumbapolvos y cobardes. Faña es diferente y siempre lo ha sido.

Lamento profundamente que el acuerdo hecho entre el liderazgo de las corrientes del Partido Revolucionario Moderno (PRM) haya creado las condiciones para que Leonardo Faña tenga muy poca posibilidad de convertirse en su Secretario General y de ese modo contribuir para que este importante partido de oposición sea verdaderamente revolucionario y haga  lo que tiene que hacer: HACER OPOSICIÓN de verdad y sacar por las vías democráticas esta mafia del Palacio Nacional y de las instancias del poder.

El prepotente, pichón de dictador y perturbador funcionario del danilismo corrupto es el gran perdedor en este combate arbitrado por jueces irresponsables, complacientes, comecheques y engarrapatados.

Leonardo Faña se ha quedado en la conciencia nacional como un hombre valiente y dispuesto a jugar el rol que las circunstancias le están demandando.

Por él, nuestras oraciones y nuestra solidaridad sin límites.

*El autor es escritor y ex-candidato presidencial dominicano.

Acerca de Reynoso

También ver

¿Quién repara el daño?

Por Juan TH El magistrado Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, después de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: