Home / ANALISIS / Auscultando en el PRM    

Auscultando en el PRM    

Por:  Paulino Antonio Reynoso (Toño)

El próximo 18 de febrero el Partido Revolucionario Moderno (PRM) celebrará su primera Convención para escoger los funcionarios que dirigirán sus destinos por cuatro años.

Una Convención es uno de los desafíos más significativos de un partido político para demostrar su grado de madurez y de transparencia y de cuán preparado está para gobernar correcctamente un determinado territorio.

El PRM tiene varios meses preparando su Convención para elegir a quienes deben llevarle a la Victoria electoral en el certamen de mayo del 2020.

El hecho de que la mayoría de sus principales dirigentes provienen del partido más viejo del sistema en la República Dominicana (el PRD) hace que esta convención no sea una novedad para la mayoría de sus militantes. Pero se supone que estamos frente a un Nuevo partido, con una visión nueva de la realidad y con un proyecto de nación diferente al PRD.

Desde ya afloran algunos hechos que causan preocupación en muchos diirgentes y militantes. Desde el principio varios dirigentes y organismos expresaron su preocupación por el gran influjo que ejercen las dos grandes Corrientes que hacen vida en el partido. Conocemos en algunos países y partidos de Corrientes que se tragan el partido y no le permiten crecer sanamente como debe ser.

Las Corrientes de por sí no son malas ni son buenas. Eso depende de la inteligencia con que se manejen. En todos los grupos sociales, no importa cual sea el grupo, siempre hay Corrientes. El problema aflora cuando estas Corrientes se ponen por encima de las reglas establecidas y los estatutos del partido se usan como piezas de museo y nada más.

La democracia es el sistema que, para bien o para mal, hemos escogido. Como dice Giovanni Sartori, la democracia es una palabra honorable, tan honorable que casi nadie la entiende. Cada uno la entiende a su manera. Dejar que la gente hable, se exprese y construya su propia historia a partir de reglas y condiciones concretas es lo ideal, pero esa más que regla es una excepción.

Cuál es el handicap principal del PRM en esta coyuntura precisa? Siempre lo he dicho y lo reitero. Las Corrientes (algunos les gusta llamarlas facciones) son su principal amenaza. Algunos no lo quieren entender, pero esa es la verdad. Esa lucha de intereses sin control es fatal en una organización política que intenta ser decente.

Dos hechos expresan eso.

Primero, el lanzar a la palestra pública dos candidatos fruto de un “acuerdo” de las Corrientes. Uno a la Presidencia y otra a la Secretaría General respectivamente. Esto, sin dudas, disparó las alarmas. El disgusto y la decepción se ha apoderado de los dirigentes que tienen meses y hasta años haciendo sus nidos y preparando sus proyectos para solicitarles a las bases del partido su apoyo.

Otro hecho. La tendencia de Hipólito Mejía hizo correr en el exterior unas listas elaboradas por una cúpula irresponsable y sin el mínimo respeto hacia los dirigentes y a la base de esa facción. Llegaron tan lejos que pusieron a encabezar una lista a una dirigente que incluso perdió todas las mesas electorales de su Seccional.

Qué incidencia tendrán estos hechos?

Si no se ponen los remedios a tiempo, los efectos de estos pasos anti-democráticos los vamos a ver muy pronto.

Sigamos auscultando al PRM y ya lo verán.

El autor es escritor y ex-candidato presidencial dominicano.

Acerca de Paulino Antonio Reynoso

También ver

¿Legislador del pueblo o siervo del partido?

Eddy Olivares Ortega Cada vez que algún legislador desobedece la orden dictada por la cúpula …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: